5 Consejos para hacer frente a los excesos navideños

“El año que viene hay que hacer menos comida”. Cada año la misma historia, llevas doce meses haciendo un gran esfuerzo para vencer la pereza y mantenerte en forma. Desterrando las sabrosas salsas y fritos de tu dieta para que llegue el 24 de Diciembre y todo ese sacrificio salte por los aires. No te agobies y disfruta de las comilonas sin sentirte culpable, ya llegará el 7 de Enero y podrás recuperar tu rutina alimenticia y deportiva.

Las fiestas están para disfrutarlas, y este año más que nunca es importante que te mimes y te concedas algún capricho. No pasa nada por excederse un poco dos cenas y dos comidas al año. Eso sí, una vez pasada la Navidad tocar arremangarse y volver a la normalidad. En realidad, con que vuelvas a tus buenas costumbres basta, no es necesario que te mates de hambre o que entrenes el doble para compensar los atracones navideños. Siguiendo estos consejos para finales de Enero será como si la Navidad nunca hubiera pasado por tu cuerpo.

5 Consejos para superar la Navidad

Si estás acostumbrado a comer bien durante todo el año y a hacer deporte con regularidad, será tu propio metabolismo quien te pida realizar todas estas pequeñas acciones. No te resultará difícil seguir estos pequeños, pero útiles, consejos.

Se acabó el turrón

El 7 de Enero ya no es Navidad, por mucho que en tu casa queden restos de turrón y polvorones. Lo sentimos mucho, pero debes deshacerte de ellos. Está muy bien que durante las fiestas hayas picado un poco de chocolate o roscón de Reyes, en cuanto empiezan las Rebajas se acaban los dulces.

Turrón

Esto también incluye los que no son propios de la Navidad. Si durante estos días te has pasado un poco de la raya y la báscula acusa el exceso, también deberás hacer el esfuerzo de sustituir el azúcar por edulcorantes y dejar de lado esos pequeños homenajes que te pegas de vez en cuando. Pero no sufras, en cuanto recuperes la rutina de ejercicios y comida sana podrás permitirte alguno de vez en cuando, tal y como llevas haciendo los últimos 12 meses.

Come fruta y verdura

De todos los consejos que vamos a darte en este post este es, sin duda, el que menos esfuerzo nos requiere porque no los pide el cuerpo. Durante las fiestas abusamos tanto de la carne y las salsas que estamos deseando que llegue el día 7 para comernos una buena ensalada.

Por todos es sabido que tanto las verduras como la fruta son una gran fuente de nutrientes que casi no suman calorías a nuestra dieta. Por eso es importante que te apuntes algunas recetas para que las incorpores a tu día a día sin renunciar a los platos ricos.

No te saltes ninguna comida

Es fácil caer en la tentación de saltarte alguna comida para compensar todo lo que te vas a comer en la cena familiar. Error. La base de cualquier dieta y de la vida sana es el equilibrio. Si normalmente haces 5 comidas al día, debes seguir haciéndolo. Eso sí, elige bien los alimentos siguiendo los consejos que te dejamos en este post, huyendo de las grasas saturadas y dando la bienvenida a la fruta y a las grasas de origen vegetal.

Verdura

Otro consejo que puedes seguir es el de no abusar de la sal, ya que provoca retención de líquidos. Si no quieres renunciar al sabor, siempre puedes sazonar tus comidas con especias o plantas aromáticas.

Bebe y vuelve a beber

Pero hazlo como los peces en el rio, es decir, bebe agua. Las Navidades son, por excelencia, la época del año que más alcohol se consume. No te decimos que no te tomes alguna copa en la cena o que no brindes con champaña por el año nuevo, pero compensa estos exceso bebiendo mucha agua. No creo que tengas problemas con esto el día 26 o el día 1 de Enero, cuando la resaca haga su trabajo, pero quizá debas esforzarte un poco el resto de días. Lo mejor es llevar siempre contigo una botella que te vaya indicando la cantidad que te queda hasta cumplir tu objetivo.

No abandones tus rutinas de ejercicio

Lo sabemos. Hace tiempo que no ves a tu familia, tienes que comprar regalos y hacer comida para 20. No te sobra el tiempo en Navidad, a pesar de estar de vacaciones. Sin embargo, en estos días sigue siendo igual de necesario sacar un ratito para cuidarte. Quizá no puedas seguir el ritmo de entrenamiento que llevas todo el año, o es posible que no tengas el equipo necesario porque estás pasando las fiestas en casa de algún familiar o allegado. No pasa nada, siempre puedes salir a correr un ratito o, aunque sea, a dar un paseo. El caso es no caer en el sedentarismo absoluto para poder arrancar con cierta fuerza el 7 de Enero.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.